Eran los 80, la locura de los 70  habia terminado y el mundo se recomponía con su habitual monotonia. Una noche (bueno, no se si era de noche pero nos lo imaginaremos) el diseñador y arquitecto italiano Ettore Sottsass, reunió a diseñadores y arquitectos de varias nacionalidades a los que propuso formar un grupo de diseño que ofreciera un nuevo enfoque creativo. Durante esa reunión sonó la canción de Bob Dylan “Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again” y de ahí el nombre de esa nueva corriente estética que no solo revolucionó la decoración, si no que hoy, 30 años después, seguimos viendo reflejado en el arte, la moda y el diseño.

Los componentes del grupo Memphis defendían ante todo el uso de colores vivos y superficies decoradas, el ensamblaje inusual de formas y materiales : laminados, plásticos, vidrio, mármol, metal, madera… Su estilo es reconocido por ser diseño emocional; objetos, productos y servicios que se disfrutan, que reportan placer y diversión. Dicho de otro modo, obras de arte.

Grupo_Memphis_9 memphis-pantone1

Su inspiración estaba nutrida de  cantidad de fuentes, desde influencias clásicas hasta otros movimientos como el Art Deco y el Pop Art, estilos como el Kitsch de los 50s o los temas futuristas.

650_1200 pro_memphis-milano-tetera-colorado-marco-zanini-4

El trabajo del grupo Memphis se ha descrito como vibrante, excéntrico y ornamental. El grupo se formó para romper esquemas,  su función no era gustar, ellos querian crear con libertad. Fue concebido para ser un “capricho” que, como todas las modas, acabaría rápido. En 1988 se disolvería dejándole el camino libre a la  tendencia minimalista de los 90, para volver a la seriedad y racionalismo… Pero de eso hablaremos otro dia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *